"Tarzán" Migueli, un auténtico defensa central

Por Amigo Viajero 3/15/2013
Miguel Bernardo Bianquetti, conocido popularmente como Migueli, fue un defensa de esos que daba mucho respeto a los contrarios. Poseía un poderío físico envidiable, de ahí le viene su apodo de "Tarzán".

Nacido en Ceuta, comienza su andadura con el Cádiz, para luego fichar por el F.C. Barcelona en 1973, donde terminaría siendo un icono y leyenda del club blaugrana donde pasaría quince temporadas.

No era un futbolista muy técnico, pero manejaba muy bien el juego aéreo, su fuerza y carácter llamaban mucho la atención. Te podía jugar un partido con la clavícula rota que no le importaba, lo daba todo por el fútbol.

Migueli


Su único pero, la extremada dureza a veces en sus entradas, además se le recuerda por la famosa patada karateka que propinó en la tangana de la copa del Rey de 1984.

Sin duda alguna fue Tarzán, alguien que siempre se le recuerda futbolísticamente con mucho cariño, sobre todo por la afición culé, donde pasó casi toda su vida en activo como jugador.

Dos ligas, cuatro Copas del Rey y dos Recopas de Europa más 32 participaciones en la selección nacional, son la mejor carta de presentación de este mito considerado uno de los mejores defensas de Europa de su época.

Migueli el 3 del Barcelona
Amigo Viajero

Me gusta el deporte y el mundo de las apuestas deportivas, amante de los viajes y el rock and roll.

No Comment to " "Tarzán" Migueli, un auténtico defensa central "

Usamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de usuario. Al pinchar en cualquier link entendemos que aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más